24 de febrero de 2024

BET-EL RADIO

Rompiendo cadenas en las regiones celestes

Biden visitará Israel con una declaración sin precedentes: «Sion pertenece a los Musulmanes»

El presidente de Estados UnidosJoe Biden, tiene prevista una visita a Israel en junio. Sin embargo, un informe reciente afirma que, mientras esté aquí, visitará la sección oriental de Jerusalén en un claro mensaje de apoyo al establecimiento de una capital palestina en la capital eterna de los judíos.

Joe Biden Presidente de los Estados Unidos

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE Telegram. Ofrecemos lo más relevante en noticias e imágenes cristianas    

La CNN informó el lunes de que la oficina del presidente había anunciado planes no finalizados para la visita a la sección oriental de Jerusalén. El presidente podría visitar el Hospital Al Makassed, situado en el Monte de los Olivos. Es el mayor centro médico palestino de Jerusalén. Casi el 80% de los empleados del hospital son residentes de Cisjordania que tienen permisos especiales para entrar en Israel.

Ningún presidente estadounidense ha visitado nunca esta zona de Jerusalén. Esto contrasta con el presidente Trump, que oró en el Muro de los Lamentos. Además, el gobierno de Biden se había comprometido a reabrir un consulado para los palestinos en la sección oriental de Jerusalén después de que Trump cerrara el consulado cuando trasladó la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

Barry Shaw, asociado principal del Instituto Israelí de Estudios Estratégicos, criticó la decisión de Biden

«Ha exigido que no le acompañe ningún funcionario israelí, sino que se reuna con miembros de la Autoridad Palestina a los que se les ha permitido administrar ciertos hospitales y escuelas en el este de Jerusalén, pero que insisten en que su capital estará en la capital indivisa y soberana de Israel, Jerusalén, aunque sus oficinas gubernamentales y administrativas… estén en Ramala».

«Esta es una forma artera de Biden y su Departamento de Estado de vengarse de Israel y abrir una brecha en los derechos soberanos legítimos y exclusivos de Israel sobre su capital de Jerusalén, tras la negativa de Israel a permitir que el Departamento de Estado abra un consulado estadounidense allí para atender a los palestinos».

«Esta visita… es probable que dañe las relaciones entre Estados Unidos e Israel de una manera muy profunda. Aunque Biden está dispuesto a visitar Jerusalén y a reunirse con funcionarios palestinos, la Casa Blanca se ha opuesto públicamente a la construcción de viviendas judías en Judea. Tanto por esta cuestión como por la de Irán, la brecha entre Jerusalén y Washington es cada vez mayor».

En un artículo sobre la posible visita del presidente al hospital palestino, el J-Post citaba a un funcionario de la AP en Ramala diciendo que la visita presidencial se vería como un cumplimiento del compromiso de la administración estadounidense con la solución de los dos estados.

El funcionario añadió que una visita de Biden a Jerusalén oriental también se vería como una revocación del reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del ex presidente estadounidense Donald Trump en 2017.

Sin embargo, la visita en sí misma sería «insuficiente y sin sentido a menos que sea seguida por otros pasos por parte de la administración Biden, como la reapertura del consulado estadounidense en Jerusalén», añadió.

Un funcionario del hospital fue citado diciendo que la visita de Biden sería un gesto poderosamente simbólico de unidad con la lucha palestina contra Israel.

«También hemos atendido a muchos palestinos muertos o heridos por el ejército y la policía israelíes», añadió la fuente. «Por eso mucha gente nos identifica con la causa palestina».

El autor, Khaled Abu Toameh, escribió:

«Aunque una visita de Biden al hospital palestino no tiene por qué socavar la soberanía israelí sobre Jerusalén, sí que enviaría un mensaje a los palestinos de que la administración estadounidense reconoce a Jerusalén Este como la futura capital de un Estado palestino».

«Si tiene lugar, la visita también señalará a los palestinos que las decisiones y medidas de Trump con respecto a Jerusalén, en su conjunto, son nulas».

Toameh citó a un analista político palestino, que dijo al J-Post«Habría mucho simbolismo en esa visita, especialmente si tiene lugar sin la presencia de las fuerzas de seguridad israelíes. Sería un mensaje muy poderoso del presidente estadounidense a Israel y al resto de la comunidad internacional de que los estadounidenses consideran Jerusalén Este una ciudad ocupada y no reconocen la soberanía israelí sobre ella».

Biden se encuentra actualmente reunido con el rey jordano Abdullah en Washington para discutir la violencia palestina en el Monte del Templo. El rey exige que el Waqf tenga el control total del Monte del Templo.

El hospital ha sido el centro de la controversia, ya que unos 1.000 empleados no han recibido sus salarios durante los últimos tres meses en medio de una crisis financiera continua debido a que la Autoridad Palestina no ha cubierto las deudas del hospital.

En 2004, una mujer de 35 años de Gaza solicitó y recibió permiso para cruzar a Israel y someterse a una operación en el Hospital Al MakassedHamás le indicó que aprovechara la oportunidad para llevar a cabo un atentado terrorista en Jerusalén. Tras obtener el permiso del Hospital Al Makassed, que le permitía cruzar la frontera de Gaza a Israel, permaneció en el hospital, donde esperó a que un operativo de Hamás la dirigiera para llevar a cabo el atentado. Las fuerzas de seguridad la detuvieron antes de que consiguiera llevar a cabo su plan.

Escanea el código